Acercan sus orillas ...

-

-
Mostrando entradas con la etiqueta Cosas de la vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cosas de la vida. Mostrar todas las entradas

martes, 20 de diciembre de 2016

De Palabras

Suena : Writing's On The Wall [Sam Smith]




     El corazón de los humanos no es como el mío. El de los humanos es una línea, mientras que el mío es un círculo y poseo la infinita habilidad de estar en el lugar apropiado en el momento oportuno. La consecuencia es que siempre encuentro humanos en su mejor y en su peor momento. Veo su fealdad y su belleza y me pregunto cómo ambas pueden ser lo mismo. Sin embargo, tienen algo que les envidio: al menos los humanos tienen el buen juicio de morir.
.../... 
He odiado las palabras y las he amado, y espero haber estado a su altura.
.../...
Los humanos me acechan.
La Ladrona de libros [The Book Thief]
 Markus Zusak


Hay palabras que permanecen guardadas
retenidas en la saliva del verbo callado,
retraídas al compás del silencio.

Hay palabras ahogadas en la garganta
de que luchan por ser pronunciadas
de tanto que hasta el tiempo se detiene
cuando logran desarraigarse de nuestras entrañas.
Hay palabras que nos hieren el sentir
que nos duelen en el centro,
que nos rasgan la piel
y sangran en el corazón, 
que nos hacen guardar el dolor
y nos inflaman el pecho.
Palabras que deberíamos olvidar,
que jamás deberíamos recordar,
que jamás deberíamos sentir.
Palabras que los ojos desean,
en lágrimas de nostalgia,
saladas,
lavando nuestra tez.
Palabras que no son libres
que no se sienten,
que no se completan,
con el  entendimiento.
Hay palabras que se guardan
como tesoros tejidos en sueños,
que son vividos
que son la razón de muchas sonrisas.
Hay palabras que deberíamos recordar
que jamás deberíamos apagar
que jamás deberíamos dejar de sentir.
Palabras que los labios dibujan en sonrisas
de un cálido color carmín
que el viento desea acariciar.
Y hay palabras que nunca llegan,
que nunca son suficientes,
que nunca representa la realidad,
que no son capaces
de representar
de ilustrar
de explicar
 sentimientos,
vidas
sabores

saberes

© MaRía




Fotografías de Alisa Andrei 

sábado, 17 de diciembre de 2016

De Motivos [ con Leonard C y Damien R]

Suena: Back To Her Man - Damien Rice [Homage to Leonard Cohen]


La mirada hambrienta
 en una mujer encendida, 
es suficiente para poner en pie
 a un anciano arrodillado.
D.R

Negro es  el fondo
del tapiz donde  yo escribo
¿Que, escribo?
Escribo
cosas simples
pequeñas cosas
que van fluyendo
del pensamiento
[Stitched to my heart by Annao Photography]

Unas serán amargas
otras, hasta, demasiado dulces
tendrán el gusto que tendrán 
sabrán al gusto de quien las [de]guste.

Las escribo, como las siento
con letras sencillas
que encuentro por donde paso
en las esquinas de los días 

¿Cuando escribo?

Escribo
sin  horas marcadas
ni compromisos que me aten
tengo, tengo momentos.

Puede ser hoy
puede ser ahora
más tarde, en la hora del ocaso
o la que apunta al alba

¿Por qué escribo?
Tal vez, por la necesidad
de conjugar los verbos
que otros , llamaron versos
con o sin rimas
poco importa con tal de 
tener [mi propioS] sentido[S]

Negro es  el fondo
del tapiz donde  yo escribo
absorbida en mi pequeño mundo, 
arrullada por el sosiego...
...de mi silencio

© MaRía

Os deseo un estupendo fin de semana, y os dejo con un tesorito que me encontré navegando por la red, navegando en Internet [ canta Camela :P]

besitos de los míos, a mares 


La mirada hambrienta en una mujer encendida, 
es suficiente para poner en pie a un anciano arrodillado.
 Como la pieza de un rompecabezas 
que ha estado buscando.
 Casi había sucumbido ante la muerte,
 pero ahora regresa a por más. 
La mirada de la pasión 
cuando dos personas se encuentran a solas...
 No ves lo que está por venir,
 pero la sangre corre por tus huesos.
 Hay polvo en tus bolsillo y barcos en tu mar.
 La verdad es que esto no sucede a menudo,
 pero a mí me pasó.

 Pero luego regresa junto a su hombre.
 De vuelta con su hombre.
 Regresa, nuevamente con su hombre.
 Lanzo una mirada de guerra
 por el modo en que te vas, 
pero el plomo de la flecha está suelto, 
¿lo sabes, verdad?
 Y lo que fuera que tuvieses en juego,
 ya lo has perdido al rascarte tus propios bolsillos,
 aunque quieras culpar a alguien. 
Puede que no haya nada más sobre el arco del amor, 
dependiendo de con quién estés soñando.
 Y no puedes escapar 
cuando lo sientes como una violación.
 Pero, ¿quién está violando a quién?
 Porque después ella regresa con su hombre.
 De vuelta junto a su hombre.
 Regresa, nuevamente con su hombre. 

Ella no lo ama. 
Ya no le quiere, no más, ya no más.
 Ella ya no quiere a su hombre. 
No le quiere
 Pero ella vuelve con su hombre. 
Vuelve junto a él. 
De vuelta junto a su hombre.

jueves, 15 de diciembre de 2016

El Camino

Suena:  Romeiro Ao Lonxe [Luar Na Lubre Diana Navarro]




 Una pequeña gota de agua se desprendió de su lecho habitual;
 enfrente sólo se veía un inmenso horizonte,
 un gran abismo que no veía donde acababa. 
Se preguntaba si más allá de donde alcanzaba su vista
 habría alguna cosa,
 algo que valiera la pena.




Lentamente la gota de agua fue avanzando,
  parecía que a medida que se alejaba de su lecho
 más empequeñecía, menos fuerza tenía para proseguir.



Tras de sí,
vio que su propio rastro la perseguía,
 miraba enfrente y continuaba
 en busca de una llanura sin obstáculos
que la obligaran a parar, 
necesitaba saber su destino y morir en él.
 Sin embargo a medida que recorría el camino 
su fuerza continuaba mermándose.



De repente,
 te sentí, acercaste tu mano a mi rostro ,
 y con esa mano enjugaste esa lágrima
 que lentamente discurría por mi cara.




Ella encontró por fin su destino:
 morir en ti y por ti.

© MaRía



*Fotografías de Massaru Emoto in "The Hidden Messages in Water

martes, 6 de diciembre de 2016

[Des] Tiempos

Suena: Culpable [Lagarto amarillo]



Llegamos tarde casi siempre
ni es retraso ni posterioridad,
somos solamente tardíos.

Sin encuentro marcado, sin hora
 en un constante desequilibrio
esa será la fatalidad
de equivocar en el momento.


Llegamos tarde y cansados
del que éramos cuando fuimos
juzgando esos que no somos
diferentes de nosotros ¡vana ilusión!
nos cierran las almas a la osadía
y la nuestra queda más turbada
a la espera de un renacimiento.

Llegamos tarde casi siempre
la culpa no es percibida
en un callar de corazones deshechos
ignorantes del tiempo puntual
el otro como nosotros está durmiente
la probabilidad así es perdida
en las tramas de la llamada Vida.

© MaRía




*Imagenes:Annao Photography

viernes, 4 de noviembre de 2016

[In]CertezaS

Suena: What's a woman [ Vaya con Dios]

Cuando se deja de frecuentar a los verdaderos amigos, 
 se pierde el equilibrio. 
Michael Levine
Casi las las 6 a.m  ¿será siempre así?
Esta sensación de que el camino recorrido
es igual al camino por recorrer
Esta duda constante sobre donde
o en que punto debería de estar ahora
Cuando crezcas lo sabrás - me decían-
y ya, ya ¡crecí tanto!


[Claro que se referían a otra manera de crecer]
Rechazo, me niego, volver a preguntar
sería ridículo creer que no crecí,
Pero no sé muchas cosas
juro que no las sé.
Sé, por ejemplo que las estrellas
solo llegan de noche
porque el sol se escondió.

Mi madre me contaba que las estrellas
soñaban con ser grandes
tal y como yo soñaba, de pequeña.

Y
Ellas continúan teniendo vergüenza
de mostrarse minúsculas en comparación
con el Sol.



Hay pájaros
que emigran cuando el tiempo cambia,
pero siempre, siempre regresan,
tal vez diferentes, tal vez
hasta sean otros
coloridos, frescos
cantando historias de otras estaciones
no todas dulces como naranjas y  manzanas
tal vez , por el dis-gusto del no ser.

Las estaciones son, siempre, lugares tristes,
aún cuando se llega , se llora.

Se que todos seremos viejos.... un día
hasta los que ya morimos a destiempo
... lo sé.

Sé aún más cosas que me faltan por saber
las cosas que hacen que las personas crezcan


Entretando ...
... sigo contando ovejas
[des]tejiendo vallas
entre mis sueños
abriendo puertas
alzando vueloS
© MaRía



Por tu propio respeto,
 no ofrezcas tu amor a quien no te lo pide
 y acaso te lo despreciara
Jane Eyre 
 Charlotte Bronte

martes, 11 de octubre de 2016

Ellas y sus Sonrisas


Suena:
Piel de Manzana [Joan Manuel Serrat]






—Quiero saber lo que saben –explicó ella.
Sus compañeros de destierro le advirtieron que esos salvajes no sabían nada más que comer carne humana:
—No saldrás viva.
Pero Louise Michel aprendió la lengua de los nativos de Nueva Caledonia y se metió en la selva y salió viva.
Ellos le contaron sus tristezas y le preguntaron por qué la habían mandado allí:
—¿Mataste a tu marido?
Y ella les contó todo lo de la Comuna:
—Ah –le dijeron–. Eres una vencida. Como nosotros.


Eduardo Galeano
Luise- Extracto de su libro Mujeres.


En su mirada cansada,
 hay siempre ternura.
 Mira al mundo con la vista quemada 
de tantas injusticias,
 y aún así mira a todo el mundo
 con una sonrisa, con dulzura. 

En su boca, las palabras
 de bondad, caridad y amor, 
adquieren un brillo diferente.

 Todo parece posible,
 cuando con esperanza dice 
que todo va a mejorar.

Huele a tierra labrada, 
a sol de primavera
y cuando algo le duele,
 sus lágrimas semejan lluvia menuda,
 y su sonrisa, son mil estrellas 
que alumbran nuestra existencia.

No hay nada más bonito que su sonrisa
 cuando un hijo le regala flores.
y en el jardín llora en cada flor,
 como si dijera que no se preocupe,
 que no esconda sus lágrimas de emoción.

Ella es simplemente una madre,
una abuela, una vecina
una quizás desconocida
ella es
una mujer en [del] mundo.

MaRía

      
 




Fotografías : 2y4.-Jeffries 3,5 y6-Rehahn

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Olor a colégio

Suena: Enigma - Return To Innocence
 Ese no es el principio del fin
 Ese es el regreso a ti mismo 
 El regreso a la inocencia 
 Amor, Devoción Sentimiento, 
.../...
  No tengas miedo por ser débil
 No seas tampoco orgulloso por ser fuerte
 Solo mira dentro de tu corazón mi amigo
 Ese será el regreso a ti mismo 
 El regreso a la inocencia




                  La cartera no solía cambiar de un año a otro. Era marrón, con dos cremalleras al menos, un asa y una barriguita forzada por la costumbre de meter secretamente las cáscaras de las pipas que nos comíamos en clase si que la hermana Socorro se diese cuenta. La bata de rayas azules y blancas, muy estrechas, iba creciendo con una y las manchas de tinta condecorada perdían presencia con el paso de los lavados infatigables de mi madre.




                Me peinaba con el desaire y el desarreglo de las chiquillas que aún no conocen el agotador trabajo de ser una presumida y me dejaba paciente atusar la ropa antes de salir a la calles subir la empinada cuesta de la carretera comarcal que me llevaba a la parada del autobús camino del colegio en el que año tras año fue transcurriendo mi infancia y juventud.






                             El primer día de colegio se renovaba el asombroso ceremonial de los olores: los lápices han dejado un aroma en las aulas que se resiste al paso del tiempo; pasan los años y aquella clase de primaria que me veía crecer poco a poco sigue oliendo a cuaderno forrado de papel morado que abría a diario con la parsimonia de los orfebres antiguos.






                           Dentro de él estaba la vida resuelta en garabatos y, al abrir sus hojas, parecía desprenderse el mismo perfume que se evapora al abrir un tarro de esencias. Ha quedado en las paredes, escrito en trazos de humos invisibles, y cuando abrimos las puertas nos asalta como un embozado irreconocible, y nos lleva al día en que volvíamos a vernos tras los largos meses de verano húmedo y lento, y a reconocernos algo más mujeres y presumidas. Las había que parecían no crecer nunca hasta que, de repente, un año aparecían con medio metro más y un puñado de granos desperdigados  por sus caras pánfilas, que eran las de todas.



   
                               El colegio olía a colegio y las niñas olíamos a vapor de tinta. Recuerdo el día en que nos dejaron utilizar bolígrafo: la disciplina de la plumilla nos acompañó los primeros años y ese otro olor a tintura que la vertía en los tinteros, una a una, siempre la menos torpe de la clase la llevo plegada por algún pliegue del cerebelo. Y el olor que te embestía la correr la cremallera y hacerse con el bocadillo que alguna vez me envolvían en papel de calcar los patrones del Burda.




                           El pan era pan, y el melocotón era melocotón, tan dulce, tan jugoso, como un largo abrazo de agua. Recuerdo una niña que era la reina del membrillo y casi la de la tortilla.

                                   Y las tizas, que olían, curiosamente, a tiza, no a otra cosa. Y los hábitos de las monjas, que olían a Dios casero, ya confesionario, y a la sonrisa de la Madre Superiora , que nos perdonaba los pecados con aquella grandeza de monja madrileña que igual estaba a las novelas que a los pucheros.





                                 Tuve curiosidad por volver a oler la vida lenta de los colegios. Acompañé a mis hijos a la escuela y metí las narices en sus cosas. Reviví las mañanas de lunes y la vuelta al asombro de las costumbres, de los colores de la usanza antigua, como este texto escrito en blanco y negro.



De nuevo soy colegiala de mis sueños,
 los que tu pintas de colores o de blanco y negro .
 Me di cuenta de que la vida cambia de tonos,
 que siempre se puede volver a empezar
 en el aula del cariño más sincero.

© MaRía


3/10/2010





No te preocupes por lo que la gente diga
 Solo sigue tu propio camino 
 Solo sigue tu propio camino 
 No te rindas y aprovecha tu suerte
 para regresar,
 para regresar a la inocencia 
 Si deseas, comienza a reír 
 Si debes, comienza a llorar
 Sé tú mismo, no te escondas 
 Cree sólo en el destino

Enigma






lunes, 25 de abril de 2016

CrecER[ [Aprendiendo a aprender]

Suena:Noah Gundersen - Ledges
         
 El hombre que ha sido desterrado del refugio seguro de la infancia, quiere entrar en el mundo, pero, al mismo tiempo, le teme, y por eso crea con sus versos uno artificial, supletorio.

         Deja que sus poemas giren en torno a él, como las plantas lo hacen alrededor del sol; se convierte en el centro de un pequeño universo, en el que nada le es extraño, en el que se siente en su casa, como el niño dentro de la madre, pues todo está hecho de la misma materia que su alma.

        Allí es donde puede realizar todo eso que afuera es tan dificil; allí puede, como el estudiante Olker, ir con las masas proletarias a la revolución, y como el virginal Rimbaud, azotar a sus pequeñas amantes, pero esas masas y esas amantes no están hechas de la materia hostil de un mundo extraño, sino de la materia de sus propios sueños; son, por lo tanto, lo mismo que él y no interfieren la unidad del universo que ha construido para sí mismo.

 La vida en otra parte Milan Kundera
He aprendido,
 con el tiempo,
que poco importa lo que pueda pasar hoy,
 la vida continua y las cosas irán mejor mañana.
He aprendido
que se puede decir mucho sobre una persona
según la forma en que reacciona ante tres situaciones:
 Un día de lluvia, una maleta perdida
las luces de Navidad todas mezcladas.
He aprendido
que poco importa la relación que tienes con tus padres,
 te aburrirás de ellos,
el día que no formen mas parte de tu vida.
He aprendido
 la diferencia entre “tener éxito en la vida”
y “tener éxito en su vida”.
He aprendido 
que,a veces,
 la vida te da una segunda oportunidad.
He aprendido
 que no puedes avanzar siempre en la vida
 con un guante de béisbol en cada mano,
para tratar de atraparlo todo,
debes poder lanzar la pelota a tu partida, a otro.
He aprendido
 que cuando decido con mi corazón es,
 generalmente, una buena decisión.
He aprendido
 que cuando sufro,
 no tengo que hacerlo pagar a otros.
He aprendido 
que cada día es preciso
tender la mano a alguien.
He aprendido 
que a las personas les gusta 
que los estrechemos en nuestros brazos,
o incluso, que les demos una palmada en la espalda.
He aprendido,
que la gente termina por olvidar
 lo que uno les ha dicho,
pero jamás lo que uno les ha hecho.
*Luis castellanos



[La canción viene diciendo algo así como:]

 Tengo un montón de cabos sueltos. 
He hecho daño en ocasiones. 
He cortado la cuerda y se deshilachó, 
y tengo un montón de buenos amigos 
que me mantienen distraído, 
manteniendo mi cordura a salvo.

 Aquí estoy al borde del abismo. 
Lo que he hecho,
 ha sido en busca de una mano firme. 
Aquí me tienes en una tierra llena de rocas,
 en un valle, tratando de ser una mejor persona por ti. 

Pero bebo un poco más de la cuenta, 
demasiado, y eso me pone de los nervios. 
La sangre de mi abuelo recorre mi cuerpo, 
y pido mucho a cambio de dar nada.
 Si bienaventurados son los mansos, 
entonces estoy maldito. 

Quiero aprender cómo se ama,
 no sólo a tener la sensación de soportar las consecuencias.
 Quiero aprender cómo se ama 
y devolver todo ese amor sin resquicios.

Sí, aquí me tienes, al borde del abismo.
 Lo hecho, ha sido en busca de una mano firme.
 Sí, aquí me tienes atravesando un terreno rocoso, 
sumido en un valle, 
tratando de ser mejor persona por ti. 
Ledges - Noah Gundersen
* fotografías  Giuseppe Schiavo

Y 
sobre todo
Y después de todo ...
aún tengo mucho que
aprender para 

*Crecer*



Todos los días

Nuevos pensamientos

Pueblan nuestras mentes

Como semillas

Lanzadas en la tierra húmeda

con nuestro  sudor.

Unas germinan


Crecen y dan su fruto,

Otras...

Se quedan, sencillamente

En simples pensamientos.

© MaRía
Compartir es enriquecerse
Gracias Carmen ¡

Gracias Athe¡¡

Y colorin, colorado
este post
se ha terminado
besitos