Acercan sus orillas ...

-

-

jueves, 15 de diciembre de 2016

El Camino

Suena:  Romeiro Ao Lonxe [Luar Na Lubre Diana Navarro]




 Una pequeña gota de agua se desprendió de su lecho habitual;
 enfrente sólo se veía un inmenso horizonte,
 un gran abismo que no veía donde acababa. 
Se preguntaba si más allá de donde alcanzaba su vista
 habría alguna cosa,
 algo que valiera la pena.




Lentamente la gota de agua fue avanzando,
  parecía que a medida que se alejaba de su lecho
 más empequeñecía, menos fuerza tenía para proseguir.



Tras de sí,
vio que su propio rastro la perseguía,
 miraba enfrente y continuaba
 en busca de una llanura sin obstáculos
que la obligaran a parar, 
necesitaba saber su destino y morir en él.
 Sin embargo a medida que recorría el camino 
su fuerza continuaba mermándose.



De repente,
 te sentí, acercaste tu mano a mi rostro ,
 y con esa mano enjugaste esa lágrima
 que lentamente discurría por mi cara.




Ella encontró por fin su destino:
 morir en ti y por ti.

© MaRía



*Fotografías de Massaru Emoto in "The Hidden Messages in Water

19 comentarios:

  1. Qué dulce ,MAría!!
    No pueden las lágrimas morir en su lecho ni afuera,porque son sanadoras y al final desembocan en la mar que la reclaman:
    Esa mano que limpió su camino de tu rostro.EL horizonte son manos unidas,a pesar de tan lejano
    Besucos

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo MaRía!

    =)))

    Besos sonrientes y alegres! :P

    ResponderEliminar
  3. HAY LAGRIMAS DE ALEGRIA Y TAMBIEN DE TRISTEZA

    BESOS

    ResponderEliminar
  4. Muy romántico, muy tierno lo que has escrito, muy bonito.

    Besos dulces Cote.

    ResponderEliminar
  5. A fin de cuentas, son lágrimas. Bicos desde este Sur.

    ResponderEliminar
  6. Una lagrima sola, camino de desaparecer menos mal que una mano la sujetó y acarició, encontró cobijo y ¿alivió el manantial del que salió? tres veces he escrito mi comentario y siempre pienso que estoy estropeando la belleza de tus letras, me iba a ir dejándote solo un abrazo pero me parecía poco

    ResponderEliminar
  7. La representación de un sentimiento peregrina de tu piel...
    Evaporada su sal...por amor.

    Hoy me tocas hondo, mi querida María.

    Mil besitos, corazón.

    ResponderEliminar
  8. ¡Cómo haces para hacer tanto? Pusiste color al blog. Inspirada de siempre derramas letras... Y lágrimas en tus versos. Te aplaudo. MaRía MaRía Mariquita mía.



    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  9. es de por sí una historia sencilla, tan cotidiana,sin embargo, la envuelves con tu aura especial..

    ResponderEliminar
  10. Excepcional conjunto , para disfrutar en el largos minutos.
    ¡Gracias por regalar belleza!
    Besos
    andré

    ResponderEliminar
  11. Esencia pura en tan bello escrito. Siempre tan inspiradora, delicada y sensible.

    Besos MaRía.

    ResponderEliminar
  12. Un escrito precioso. Dulce y lindo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Mi MaRia...este poema es hermoso mi corazon...
    sigue dejando en tinta tu alma...
    Gracias...

    ResponderEliminar
  14. La gota lágrima...qué chula esa transformación.
    Pero ese final...ay

    Un beso y buenas noches.
    Me gusta la música de tu tierra.

    ResponderEliminar
  15. Lo has hecho tan bonito, que venir a tu blog es descubrir, no el camino si no todos los caminos, hay esencias muchas esencias y siempre con ese toque tan personal de elegancia y buen hacer.

    Ojala todas las lagrimas fueran como esta y encontraran su camino y el fin de su impulso, sabes que... a veces se pierden en el abismo y solo lucen en la impotencia, en la impotencia de no encontrar consuelo.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Lágrimas de ternura resbalan por mis mejillas. Que preciosidad, gracias.
    Un abrazo inmenso.

    La música, las imágenes....todo, todo. Besos de luz, caricias para el alma.

    ResponderEliminar
  17. Qué hermoso, eres puro sentimiento.

    Un beso, alma hermosa.

    ResponderEliminar
  18. Precioso todo, María, sobre todo el final.
    Besazos, guapa.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella. Un besito dulce