Acercan sus orillas ...

domingo, 4 de diciembre de 2016

Espejito , espejito ...

Cuando el peligro parece ligero
deja de ser ligero
Sir Francis Bacon


  La visión de una manzana
           Su cáscara es roja, 
 en un lateral tiene un gran cerco negro,
 aparentemente la miramos
 y parece podrida; la descartamos, 
porque en el mercado no tendría salida,
 se ve fea y seguimos recolectando las mejores,
 las mas rojitas y sin manchas.


       Esas se venderán bien, 
mientras aquella pobre ve como pasan las demás 
y ella sigue en el suelo,
 con su gran mancha negra.
  Terminó  el día, 
 alguien se fija en esa manzana, 
tirada en el suelo, 
aparentemente podrida,
 la coge, la mira,
 con un cuchillo le quita el manchón


 y la pela. 
   La empieza a comer
se da cuenta,
 que esa manzana esta riquísima, 
que aparentemente fea y estropeada
 hacia presagiar lo peor, 
pero he ahí la cuestión:

¿Quien no ha pelado una manzana hermosa por fuera y seca por dentro?

© MaRía


Septiembre de 2009

28 comentarios:

  1. Yo como la fruta picoteada por los pájaros, ellos saben mejor que nadie cual esta madura.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota que eres de campo , como yo
      las mejores frutas son las que en apariencia tienen algún defectillo Chaly
      adoro coger la fruta del árbol y comerla , tal cual , y si tiene una manchita , la muerdo y hace buen abono para la tierra que alimenta las raíces del árbol
      un beso

      Eliminar
  2. De lo que se deduce que no debemos juzgar sin conocer el interior. Las fachadas pueden ser un atisbo de seducción esperando rasgarse en dolor.

    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando en una casa te llevan al salón verás todo pulcro, limpio y ordenado , las mejores figuras y los mas hermosos muebles
      yo me quedo con quién me muestra su cocina y me tomo un café muy a gusto en esa silla de madera y cáñamo
      Las fachadas son eso, con el tiempo se desconchan ...

      Feliz tarde Agapxis

      gracias también a ti ,por saber estar ¡¡

      Eliminar
  3. Las apariencias engañan.

    Lo bonito está en el interior.
    Un besito en este domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero decir que las apariencias no siempre nos ayudan a conocer más a fondo Amalta.

      Un besito

      Eliminar
  4. Nunca debemos fiarnos de las apariencias, MaRia.
    Es una entrada llena de belleza y embrujo.
    De las que a mi me gustan.

    ResponderEliminar
  5. Qué difícil es liberarse de esos prejuicios que nos limitan tanto! Hermosa entrada María! qué bonito todo!

    ResponderEliminar
  6. Suele pasar, querida María... Desechamos antes de conocer o juzgamos antes de saber nada.

    Bonita presentación.

    Mil besitos y feliz velada, corazón.

    ResponderEliminar
  7. Hola Maria, a mi me gustan las manzanitas un poco a arrugadas estan muy dulces, esas amarillitas llenas de pecas.
    Las apariencias engañan, ni niña, y de eso... entiendo un poco.
    Te dejo un besito y un achuchón lleno de cariño y muy dulce bonita.
    Que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
  8. Y no solo seca por dentro,a veces incluso envenenada...

    Mejor manzanas imperfectas,pero sinceras y de corazón jugoso.

    Besos a tonos rojos.

    ResponderEliminar
  9. tantas veces... nunca hemos de fiarnos de las apariencias, eso es!
    Un beso y buena noche flor!

    ResponderEliminar
  10. No hay que fiarse de las apariencias…

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. La nueva cabecera es maravillosa María, y de la entrada que te digo, que es tan cierto como el agua que está esta noche diluviando por aquí. Las apariencias, las malditas apariencias. La verdad está dentro, y esa no engaña.

    Un beso verdadero.

    ResponderEliminar
  12. Qué imágenes tan hermosas tienes en el blog!
    Y la manzana que nadie quería ,era un tesoro para quien la encontró porque tenía razones y supo ver a través de esa mancha el sabor gratificante de lo despreciado,de lo impar,de la belleza que emanaba a través de su piel.
    "Compramos" la vida con los ojos y estos no ven por dentro.
    Besucos,MAría

    ResponderEliminar
  13. Las apariencias siempre engañosas y además el guiarse por esas apariencias que es lo realmente malo de todo.

    Besos dulces y dulce semana, tan dulce como una manzana.

    ResponderEliminar
  14. Caras vemos, corazones no sabemos....

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  15. La fruta, la manzana es conveniente que la mordisquee Eva, siempre tiene buen gusto. Un placer leerte, María, hoy Castrelos estaba alfombrado de hojas muertas. Bicos desde el Sur

    ResponderEliminar


  16. Esa fruta, la aparentemente imperfecta, puede/suele ser... la interiormente mejor/más buena.

    Te dejo algo que escribí hace algún tiempo a raíz de algo que viví, pero que lo sigo sintiendo/pensando...

    “Porqué cada vez me gusta más el GRIS:
    Cada vez que me permito conocerme y conocer al otro, el blanco y el negro se van diluyendo y el abanico de grises con todos sus matices va ganando terreno... Somos luces y sombras pero si me atrevo a limpiar el vaho del cristal, a preguntarme el porqué, si me atrevo a preguntarte el porqué y el cómo... puede que veamos luz donde antes no y que la oscuridad de paso a la claridad y donde antes no veíamos, no entendíamos, ahora sí... Y entonces y sólo entonces, pueda apreciarme yo y valorarte a ti en la justa medida. Porque lo que al final importa es que, seamos como seamos, la luz pese más que las sombras… Si no voy un poco más lejos, si me quedo sólo con lo que parezco, sólo con lo que pareces, perderé la oportunidad de conocer lo que soy, de comprender lo que eres... TODO LO QUE SOMOS... Porque somos más que una frase... o dos... o tres...”

    "Las apariencias, a veces, engañan... las que ves en el otro y las que ves en ti."

    Un beso y un cálido abrazo!

    PD: Yo también prefiero la fruta recién recogida del árbol y la cocina...

    ResponderEliminar

  17. PD2: Me encanta la nueva cabecera del blog. Tengo esa pintura guardada junto con otra de la misma serie de esa pintora.

    ResponderEliminar
  18. Buenísima reflexión, no se puede juzgar todo por la apariencia...
    BEsos!

    ResponderEliminar
  19. Muchísimas gracias a todos
    os deseo un feliz lunes
    mis cariños siempre
    María

    ResponderEliminar
  20. Siempre eligiendo por el aspecto... mi madre compraba las manchadas porque eran más económicas
    y con ellas hacía compotas o mermeladas riquísimas.
    Una entrada muy apetecible, querida María.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  21. La esencia va mas allá fe corazón y las pepitas, de la piel o las inclemencias.

    La esencia vive , y vivimos si sabemos vivirla.

    Mi abrazo

    ResponderEliminar
  22. María, la moraleja es aleccionante. Algo así como la discriminación de la oveja negra, en el redil. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  23. Un bello post vestido con un gran mensaje… Así es la vida, en ese baile de apariencias…
    Qué bonita conjunción has creado…

    Bsoss y cariños, querida María! ♥

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella. Un besito dulce