Acercan sus orillas ...

-

-

viernes, 13 de mayo de 2016

Saudade

Escuchando:
Lo que duele no es el dolor.
 Lo que duele es la ausencia.
El hueco que deja alguien que ya no está.
Echar de menos con contrato indefinido.
 Y saber que quería llevársela
 y se la ha llevado, que ya está,
que le han ganado la vida esas malditas seis letras
 que no pienso volver a juntar en mi boca nunca más.
Lo que duele no es el dolor.
 Lo que duele es conocer un vivo menos.
Borrar su número del móvil.
Tener que frenarme cuando la iba a llamar
y recordarme a mí mismo que ya no puedo,
 que un día pude,
 que lo hice menos de lo que debía y que ya nadie podrá.
.../...
Lo que duele no es ni siquiera llorar.
 Lo que duele es tener tantas razones para tener que hacerlo.
Es esta maldita sequía de lágrimas.
 Es el miedo a quedarse solo y en pareja.
Y esta cochina culpabilidad.
Lo que duele no es que la gente opine.
 Es que lo haga como quien habla del tiempo,
alegremente y buscando de todo, menos ayudar.
 Que nos den consejos que no hemos pedido.
 Que inventen razones.
Qué sabrán ellos. Qué sabrán.
Lo que duele no es el dolor.
Porque el dolor es esto que me viene aquí y ahora.
Lo que más duele es todo lo que vendrá.
Risto Mejide
Saudade
olor a mar embravecido
perfume de acantilados
remolinos en la arena
en un día de invierno.

Saudade
Olor a flores frescas
mojadas por el rocío
en una nostálgica
mañana de primavera.
Saudade
que sabe a fruta madura
sabor a vino de la tierra
degustado sin prisa
en una tertulia 
hecha de palabras escritas
con la mirada.
Saudade
es el sentir del corazón
que late intrépido ante una mirada
Sentir como se eriza la piel 
deseando un beso.


Saudade
de entregarme por completo
en cuerpo y alma
 Tenerte , aquí, tan cerca
en la saudade de tu ausencia.
© MaRía