Acercan sus orillas ...

sábado, 8 de diciembre de 2012

Arrugas de tiempo



Me dispongo  a coser horas entre las arrugas del tiempo, con el ritmo del día  y de la noche, con el brillo del sol y la luz de la luna.

Ágil esperando esa caricia mientras la distancia se extendía por el viento, me trajo hasta el jardín de las historias perdidas, de la poesía desgarrada. 


Mis párpados cansados que se rinden al aliento de un sentimiento de desesperanza.


El alma impalpable, sin explicación, mezcla pinceladas de sonrisas.


17 comentarios:

  1. Si tu alma sonríe todo es posible.

    Acabará con la desesperanza.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá no te equivoques

      Llega un momento en la vida, que no se espera nada más, simplemente sobrellevar el presente y no pensar en el futuro.

      No sabes cuanto me llegan tus poemas, ¿Como lo vas a saber?

      La esperanza entra por una ventana, ilumina el breve espacio del presente y luego se va, dejando el corazón lleno de heridas y la voluntad de buscar nuevas ilusiones hecha jirones.

      ¿Vale la pena, ilusionarse? ¿Valñe la pena tener nuevas esperanzas?

      Llega un momento que es mejor sobrellevar el día a día sin más... dejar la vida pasar , sin más

      Un abrazo con todo mi cariño.

      Eliminar
    2. Me alegra que te lleguen mis poemas.
      El de hoy no te va a gustar pero la realidad suele ser así.

      Besos y ánimo.

      Eliminar
    3. No sé si lees las repuestas

      Es que no sé de que poema me hablas, han pasado tantos días..


      Espero tu respuesta, si no intentaré buscarlo


      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Historias perdidas, pero llena de sonrisas así que tan malo no puede ser

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que duela, por mucho que añoro a quién me hizo daño. Pienso en él, en los buenos momentos, en aquelllos en los que la sonrisa iluminaba nuestras caras. Intento quedarme con lo bueno, pero también, en estos momentos no quiero volver a vivir, algo efímero.

      El amor se pasa y cuando esto pasa el paisaje es un inmenso desierto estéril sin perspectivas de que una vida pueda vivir en él.

      Pensar en su sonrisa, recordarla me provoca lágrimas, porque ellas no volverán.

      Gracias Sergio, eres muy amable.

      No pienses que te dejo de lado, pero para comentar necesito tener la mente despejada y ahora mismo, no la tengo.

      Un abrazo,

      Eliminar
  3. Hoy coincido con lo que te dicen Sergio y Toro: Hay esperanza, no lo dudes ni un momento. Es normal que no veas en estos momentos un bonito futuro, aún así ya verás como vas a volver a ser feliz.


    Tiempo al tiempo


    ¡¡¡Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Tal vez prefiera quedarme como estoy, bueno a ver, sin lágrimas pero sin amor, ese amor de pareja, creo que ya agoté todas las oportunidades que la vida me brindó

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Coté, es una linda entrada, muy linda a decir verdad. Pues bien, agradezco que me hayas incluído en tu lista de lectura, después de leer esta entrada que me parece tan bella, haré lo mismo. Los surcos que deja el tiempo, son como trincheras en donde a veces nos escondemos, pero lugares en donde están ahí porque sirven de resguardo y mucha enseñanza. Tu poema expresa mucha sabiduría y me deja con mucha paz. Algo que meditaré durante el resto del día, ahora que salgo a la calle a buscarme un poco la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Carlos.

      Sabias son tus palabras.

      Tu última frase, me invita a pensar que en ella, en la calle encuentras la sabiduría que expresas en tus palabras, es una buena escuela de la vida; a veces dura, pero tan llena de vida...


      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo también me sentí así en algún momento, sin esperanzas ni ilusión, vivía el hoy sin esperar... todo me daba igual, no había nada nuevo a mi alrededor. Hasta que un día cambió todo y pude volver a tener una esperanza, ahora volví a caer en ese vacío, me siento anciana sin nada que esperar... Por eso digo que hay que tener pequeñas metas en la vida, que puedan alcanzarse, para poder revivir un poco.
    Miles de besos

    ResponderEliminar
  7. El cansancio.. la desesperanza.. se adhieren al alma al decir adiós.. Así me siento yo también.. después de toda una vida ( 30 años ) de unión.. Se siente un vacío terrible.. y ninguna ilusión se vislumbra .. ni ganas de tenerla.. Ni sueños.. Sólo queda seguir .. poner una sonrisa y continuar ..Sin más

    Un enorme abrazo lleno de cariño

    ResponderEliminar
  8. Hola, me gusta mucho tu blog, que descubrí a través de Luján. Todos, alguna vez, pasamos por por esos momentos oscuros, donde nada parece posible. La vida no se detiene a esperarnos, sigue y nosotros no podemos desperdiciarla. Hay que sacar algún aprendizaje del dolor y dejar que hable el alma, que es más sabia, y como decís en tu última frase "mezcla pinceladas de sonrisas"...
    También te invito a que visites mi blog, de cuentos...

    Afectuosos saludos
    Mirella

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Coté¡¡¡

    Pasaba por aquí te iba a dejar unos bombones, para endulzarte la vida.

    Hace días que estas desaparecida, espero que tu tristeza no sea el motivo de tu ausencia.

    Te dejo un montón de besos repletos de ánimo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos los que me habéis acompañado.

    Llevo muchos días de retraso con vuestros blogs, espero ponerme pronto al día.

    Un abrazo compartido

    ResponderEliminar
  11. Querida Cote, antes de leer tu última entrada, he preferido quedarme en ésta que no había leído y dejarte aquí mi huella, luego, más tarde y con calma, leeré con tranquilidad, tu última entrada.

    Quería decirte que todos alguna vez nos hemos sentido así, pero yo quiero animarte y decir que no debes perder la esperanza, que aunque hayas cerrado una puerta de tu vida, puedes volver a abrir otra, porque la vida sigue, porque nada permanece quieto, ya verás como el tiempo cura las heridas.

    Todas tus entradas son tan sentidas y me llegan tan profundas, amiga, gracias por compartir tus emociones, tus vuelos, tus sueños, tus nostalgias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. .... y esa gran experiencia que te dió la vida ... ¿ no vale nada...?
    Un beso

    ResponderEliminar