Acercan sus orillas ...

lunes, 26 de noviembre de 2012

El principio del fin



No tenía pensado escribir este post, tan pronto. El motivo de hacerlo es que María propietaria del blog Mi pluma de cristal , que la conozco desde ayer, dicho sea de paso, me ha pedido que cuente mi historia, la historia de mi enfermedad a causa de unos garitos.

Yo, era en aquella época, practicamente una niña, pues ya me diréis con 18 años, mi cabeza no estaba amueblada; pajaritos, muchos pajaritos anidaban en mi loca cabecita.

Bueno voy al grano. Por aquel entonces ya tenía novio formal,  os juro que por el daría la vida, estaba enamorada hasta las trancas, pero el por aquel entonces vivía en Madrid, una distancia de 600 km insalvable, cuando dependes economicamente de tus padres.





El cuando podía se escapaba, para venir a verme. Solía ser fines de semanas alternos, pues el tampoco gozaba de una economía boyante, que digamos. En nuestros encuentros amorosos, hacíamos el amor, sin tomar las debidas precauciones

- A mi no me pasará, siempre me decía, autoengañándome

Y claro, me pasó. Me quedé embarazada y sola. El tan lejos y yo tan sola. Como ya os he dicho  más de una ocasión son una  persona muy tímida, callada y la confianza que tenía en mis padres era nula ( con el tiempo sabréis el motivo).

Los meses pasaban, y mi barriga iba creciendo, la intentaba disimular malamente, con ropas ceñidas que no favorecian el desarrollo normal del feto; ni que decir tiene que ni una sola revisión ginecológica, ni un análisis, ni nada.

Hacia mi vida normal, me iba a clase, estudiaba , ayudaba en mi madre en las labores domésticas y el cariño lo buscaba en aquellos gatitos que sin muchos cuidados rondaban por la huerta de mi casa.




Le había comentado a mi novio la situación, aunque siempre escurría el bulto, nunca me apoyó, y llegó a insinuar que el niño no era suyo. Se me olvidaba decir que era un celoso empedernido, hasta el hecho de que mientras el andaba golfeando por la capital, yo guardaba ausencias. Los fines de semana, que no venia, me quedaba en casa, sin salir.

Recuerdo una tarde calurosa del mes de julio, cuando mi madre me pregunto o por decirlo de otra manera me interrogó

-¿ A ti que te pasa?

- Nada, le respondí esquiva

-Sí, te pasa, estas embarazada, lo se hace mucho tiempo ¿Te crees que soy tonta?

Ante sus palabras y la falta de apoyo, me derrumbé me eche a llorar, sin consuelo. Llevaba siete meses ocultando la situación, sufriendo en silencio y sin un apoyo.

- Cuando llegue tu padre se lo voy a contar. Ya verás la que te espera

No pasaron dos horas cuando un terrible dolor en mi barriga, presagiaba lo peor. Alarmados por la situación, decidieron llamar a mi novio, que estaba  en la ciudad, era época de vacaciones y se buscaba la vida trabajando en el verano.

Me llevaron al hospital, con terribles dolores. Y tras un breve reconocimiento médico, le comunicaron los médicos que estaba de parto. 

No voy a contar las penurias, las malas palabras y lo mal que lo pasé en aquella sala repleta de parturientas gritando, gimiendo ...

Me sentía sucia, despreciada, sentía que mis padres me odiaban, porque ni  por un segundo noté una palabra de ánimo, un cariño, una mirada...

El parto se adelantó mas de lo previsto, sentía ganas de ir al baño , me obligaron a levantarme de la cama e ir a un baño común al final del pasillo. 

Allí, de nuevo sola, noté como algo se desprendía de mi cuerpo. Comencé a gritar desesperadamente, gritar y gritar hasta que una enfermera de mala leche me llamó niñata y me obligó a levantarme

Mi hijo ya no estaba, en mi cuerpo, se había quedado en la taza del inodoro.

Un legrado, unos análisis y un diagnostico

El aborto fue provocado por toxoplasmosis.

Una semana después, mi padre falleció de accidente de coche

Mi madre siempre me responsabilizo de su muerte, y sinceramente aunque ya han pasado muchos años, siento que fluí yo la culpable.

Mi convalecencia en el hospital, noches sin dormir, y el .... una mala noche, se quedó dormindo al volante para siempre.




Te quiero papá
Siempre te queré
Te extraño tanto...
tanto...


Os dejo aquí una escueta información sobre la toxoplasmosis. 



La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por el protozooToxoplasma gondii, un parásito intracelular obligado.1 La toxoplasmosis puede causar infecciones leves y asintomáticas, así como infecciones mortales que afectan mayormente al feto, ocasionando la llamada toxoplasmosis congénita. También puede revestir gravedad cuando afecta a recién nacidosancianos y personas vulnerables por su condición de déficit de inmunidad.
Se considera la enfermedad como una zoonosis, lo cual significa que, de modo habitual, se transmite desde los animales a los seres humanos a través de diferentes vías de contagio, siendo los hospedadores definitivos el gato y otras seis especies de felinos.
Las medidas de prevención son particularmente importantes en las mujeres embarazadas y consisten en normas generales de higiene para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada, no consumir carne cruda o poco cocinada y evitar contacto con heces de gato.2


Por este motivo, prefiero los perritos, en lugar de los gaticos.


Aqui la teneis

es mi vida

mi alegria

Mi niña mimada

Khale