Acercan sus orillas ...

Mostrando entradas con la etiqueta Erotismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Erotismo. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de mayo de 2015

Black bass.



         Sale de su hogar y se pasea por ahí, todo le parece igual que siempre, se contorsiona y se mueve, se cimbrea de lado a lado, tiene algo de hambre pero es soportable.

          Mira a su alrededor, le parece la misma rutina de todo los días, los mismos rostros que también la miran a ella, no le resultan sugerentes, no le afectan, no le intimidan, son decorado.

          Pasea y pasea, se mueve largo trecho, todo igual, más monotonía, más costumbre, más de lo mismo, más de todo, más igual.

       Algo ocurre de repente, se enturbia su visión, ella se pone alerta. Sabe que algo ha cambiado y no es lo normal, pero le agrada, se siente rara. Sigue avanzando y huele una fragancia, le sugestiona, le atrae, se siente excitada. Se contornea unos pocos metros más y la fragancia parece debilitarse, siente más hambre, pero la excitación la atenúa. Algo va a pasar lo sabe, no sabe que es, pero sabe que va a pasar y aunque el peligro le atenaza, le seduce la curiosidad, no va a perdérselo, ahí está ella. Como la fragancia ha disminuido decide retroceder, en su busca y en su encuentro. Para afrontarla.

        Da la vuelta, se desplaza unos metros, busca y de nuevo vuelve a sentirlo, es fuerte, es sugerente, es atractivo, ese olor le fascina, lo desea, le provoca. Se queda quieta. Saborea el momento y la excitación crece dentro de ella.

             Desea morderlo, desea besarlo, desea comerlo, su vista se ciega se siente atrapada, ya no sabe que hacer, solo una cosa está en su cerebro. Encontrar la fuente. Devorarlo.

         Su vista se nubla de nuevo, unos brillos surgen ante sus ojos, el olor se vuelve fuerte, la fragancia la embriaga y la emborracha, abre la boca y se dispone a besar, se dispone a morder…

Un fuerte tirón y un subidón la sacuden completamente…

       Dos horas más tarde no sabe que hace en aquella pecera de aquel restaurante caro, va a ser devorada impunemente…

MaRía



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Fotografías: Szymon Brodziak
de mi blog Capri Charm's
21/06/2009