Acercan sus orillas ...

Mostrando entradas con la etiqueta Charles Baudelaire. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Charles Baudelaire. Mostrar todas las entradas

viernes, 6 de febrero de 2015

Vidas Perras

Suena 
 Por el boulevard de los sueños rotos-Sabina
Hay que estar siempre borracho.
 Todo consiste en eso: es la única cuestión.
 Para no sentir la carga horrible del Tiempo, 
que os rompe los hombros y os inclina hacia el suelo,
 tenéis que embriagaros sin tregua.
Pero ¿de qué?
     De vino,
         de poesía o de virtud,
                    de lo que queráis.
                              Pero embriagaros.
Charles Baudelaire
Ladró el perro
en la calle más corta 
de la villa cansada
de la tierra más yerma.

Pasó un hombre
dando  tumbos
culpando a la rúa
del peso de sus hombros.

Se abrió la ventana
de la casa más baja
se oyó un shuuuuuuuu
de forma zangada.

Era de madrugada
ya estaba acostada
se detuvo el hombre
miró la ventana
se volvió a perro
lo mandó callar

Conteniendo su risa
volvió a caminar
seguido del perro
ya sin ladrar

Llegó a la puerta
quitó el postigo
gritó al entrar
¿alguién da refugio?
Dentro de la casa
nadie contesto
el hombre entró
se sentó y comió.

Mientras en la calle
el perro aullaba
y una mujer dormía
sin darse cuenta de nada.
En aquella calle
todavía vive
aquel hombre solo
ya muy cansado
busca en el vino
presente y pasado.
No hay rúas
como las de antes,
ni el perro ladra
ni la mujer duerme
Solo él camina
entre piedras desgastadas
en la tierra yerma.

Esto es todo lo que queda
en esta rúa vieja
un hombre solitario
entre tazas desquiciado
MaRía

miércoles, 8 de octubre de 2014

Nuestra[S] Vida [S]

Suena
Yo amo el recuerdo
de esas épocas desnudas
Charles Baudelaire
Nuestra vida
es un soplo de mariposa,
 la muerte instantánea 
de un millar de fotografías.
Es la arritmia del corazón,
el alma de los problemas
 del sofá corrugado.
Nuestra vida es rápida,
suspiros en espera,
aliento débil
un no llegar al final del camino
La vida es una carrera
de velocidad loca 
que abarca en círculos
los suburbios de grandes soledades
alrededor de la metrópolis baldía.
Una enfermedad real o imaginaria
en atascos de trafico
en farmacias de soluciones fáciles.
Y tu quieres eternidad
cobertura infinita de breves momentos,
ironía trágica
en la que todo drama termina
como un epilogo de Pirandello.

Nuestra vida
hermosa sonámbula
presente en diferido
espectador y actor al mismo tiempo.
Engañar al tiempo en cien mil esperas
en los pueblos sin sábados que celebrar
y en tres sorbos de café para sentirse despierto
escuchando en el umbral la ultima publicidad.

Nuestra vida 
es una puertas sin bisagras
cuya habitación es un desierto.
MaRía

viernes, 1 de agosto de 2014

[De] Esencia [S]


Te adoro igual que a la bóveda nocturna,

¡oh vaso de tristeza, gran taciturna!

Y te amo tanto más, bella, cuanto más me huyes;

y cuanto más me pareces encanto de mis noches,

irónicamente aumentar la distancia

que separa mis brazos de la inmensidad azul.
Avanzo en los ataques y trepo en los asaltos
como junto a un cadáver un coro de gusanos,
y amo tiernamente, bestia implacable y cruel,
incluso tu frialdad, que aumenta tu belleza.
C.Baudelarie



Esencia de mi 
 en lienzos
hechos  jirones
de un lecho
donde me perdí.
Esencia de ti 
perfuma   mi cabello
donde tu olor
es señor que  embriaga
por completo.
Esencia nuestra 
tatuada  en la piel
que es deseo
insano y demente
de cuerpos que se aman
dulce y  profundamente .
MaRía

viernes, 27 de diciembre de 2013

Mujer[es] [soy]

Escuchando:
Elvis Costelo: She
John Lennon: Woman
Por poeta que sea,
no soy tan cándido como quisierais creer,
 y si harto a menudo me cansáis 
 con vuestros primorosos lloriqueos,
 he de trataros como a mujer salvaje, 
o arrojaros por la ventana como botella vacía.
 CHARLES BAUDELAIRE
Somos
La mano extendida,

la dulce ilusión,

Somos el abrigo,

a veces ,

de un corazón herido

de eterna pasión.

Somos

El puerto,
 trémulo de noches de espera
Somos el lecho,
 en la madrugada de los deseos


Somos

Un corazón sin tamaño,

Somos la Mujer,

compañera,
 madre,
amiga,
sin hora ,
sin día.


Besarse, mujer,
al sol, es besarnos
e toda la vida.
Ascienden los labios
eléctricamente
vibrantes los rayos,
con todo el fulgor
de un sol entre cuatro.
Besarse a la luna,
mujer, es besarnos
en toda la muerte.
Descienden los labios
con toda la luna
pidiendo su ocaso,
gastada y helada
y en cuatro pedazos.

Miguel Hernandez


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.